OBSERVACION CON BINOCULARES

En esta sección Ud. podrá encontrar que ver en el cielo con unos binoculares, los que le mostrarán algo mas que a simple vista.

binoculares

Los binoculares nos presentan la oportunidad mas económica (después de a simple vista) para conocer el cielo. Siendo tan útiles para ver objetos celestes como terrestres, los podemos traer con nosotros a donde quiera que vallamos.


¿Por qué observar el cielo nocturno con binoculares?, ¿Qué los binoculares no son para ver objetos de día?. Los binoculares son un instrumento muy versátil que nos puede servir tanto para ver de día, el paisaje de un planeta- la Tierra- la vida en ese planeta -flora y fauna- los deportes de ese planeta, e infinidad de cosas diurnas que nos provoquen el deseo de ver mas de cerca sin la necesidad de acercarnos físicamente a ellos. De hecho los binoculares gozan de la misma distinción que los primeros telescopios en el siglo XVI, cuando a Galileo se le ocurrió la brillante idea de voltear hacia arriba y ver el cielo nocturno y eventualmente revolucionar la ciencia con sus descubrimientos. La función principal del telescopio fue de protección por anticipación, pues al ser capaces de descubrir barcos en el horizonte, tiempo antes de que se vieran a simple vista, les permitía estar preparados para un ataque de alguna nave hostil. El instrumento le permitía al portador de este, ver el mástil de una nave al salir de la curva del horizonte mucho antes de que se viera el barco entero.

  Pero al ocurrírsele a Galileo usarlo en sus estudios astronómicos, pudo comprobar que las teorías de Copérnico eran ciertas y que nosotros no éramos el centro del universo, ni siquiera del sistema solar. Los binoculares nos permiten hacer astronomía sin tener que prepararnos con equipo óptico mas sofisticado; solamente los tomamos y observamos.  En menos de 1 minuto podemos estar disfrutando el cielo antes de que el astrónomo de junto termine de montar su telescopio y accesorios. El amplio campo que nos muestra este instrumento es suficiente para observar nebulosas, cúmulos globulares y abiertos, estudiar las constelaciones y hasta resolver algunas estrellas dobles. Para nuestra afición los binoculares recomendados son de al menos 8X25; donde 8 es el número de aumentos en relación a lo que vemos a simple vista y el 25 es el diámetro de los lentes frontales. Esta configuración nos permite ver con la mayor comodidad pues no están excesivamente pesados ni enormes que nos cansemos rápidamente de cargarlos. Además con la ayuda de un tripié y un aditamento para montarlos en él, Usted estará gritando "¡WOW!" mas pronto y mas veces que el que le platiqué anteriormente.


 

M44

Un objeto popular es el cúmulo abierto M44, o el Pesebre, Praesepe en cartas celestes, en la constelación de Cáncer. Este cúmulo es extenso, mas de 1° de diámetro. Cabrían 2 Lunas en su campo y sus estrellas están suficientemente separadas para encontrar varias estrellas dobles que si no se resolverían en binoculares, en un telescopio pequeño serian fácilmente capturadas.

M44 , Prasepe o El Pesebre en la constelación Cáncer
Cúmulo abierto M67

 

M67

Este cúmulo es uno muy compacto y visualmente satisfactorio. Se cuentan entre 200 y 500 estrellas entre su grupo cuando se observa al telescopio. En binoculares solo es visible como una nubecilla en forma de un “2”. Vea la ilustración para su ubicación.

 

M5

  Ahora nos moveremos a los pies de Virgo. Un cumulo bastante amplio que se puede observar en binoculares, pero que en verdad se aprecia mucho mejor en un telescopio pequeño en el cual se aprecia mas detalle estructural. Para encontrar este cumulo, búsquelo entre las constelaciones Virgo y Serpens Caput.

Cúmulo M5