Para hacer astronomía no se necesita poseer instrumentos caros para disfrutarla. De hecho para aprender solo ocupamos de nuestros ojos para familiarizarnos con las constelaciones y localizar zonas donde se encuentren objetos notables para -después- buscarlos con binoculares y/o telescopio.

La Astronomía no solo es disfrutable con instrumentos ópticos. De hecho los clásicos genios de la astronomía clásica no tenían mas que sus ojos y algunos instrumentos que fabricaban por si mismos para ayudarse a medir el cielo, sextantes, cuadrantes, y una serie de inventos que les permitía hacer cálculos y cuantificar sus observaciones. Claro que en la antigüedad era mucho mas fácil observar el cielo que en el presente. Los astrónomos antiguos no tenían el problema que nosotros tenemos: Contaminación Lumínica. Con tantos focos y lamparas prendidas en las ciudades cada vez es mas difícil ver estrellas en nuestro cielo. Pero aún tenemos lugares, sino completamente obscuros, al menos no tan contaminados. En nuestra zona podemos aprovechar los paseos que hacemos al campo por el área de Tecate, La Rumorosa, las Sierras Juárez y San Pedro. Cuando salga de paseo aproveche las noches claras y trate de familiarizarse con las constelaciones de la temporada.

a simple vista

Eclipse Solar
Cuando la Luna nos tapa al Sol se conoce como Eclipse Solar, y de estos podemos disfrutar 3 tipos. Total- cuando la Luna cubre completamente el Sol y podemos verlo sin necesidad de filtro en su etapa de totalidad. Parcial- cuando en nuestra localidad no es proyectada la sombra de la Luna completamente y solo vemos una fase parcial de eclipse siendo la totalidad variable de acuerdo a nuestra posición en el planeta. Anular- Es cuando la geometría de los residentes de nuestro sistema solar no es optima y el diámetro de la Luna no es suficiente para cubrir completamente el disco solar.  Esto es porque la distancia de la Luna y la Tierra es mayor y angularmente su tamaño es mas pequeño que el del Sol, por lo que en su fase de totalidad le falta espacio por llenar y lo que vemos es un anillo de fuego (bueno, no es fuego realmente). Este tipo de eclipse es mas raro que el total pero aunque no cubre completamente al Sol es un magnifico espectáculo por presenciar.
Uno aun mas raro es el Anular-Total. cuando la totalidad en un punto del planeta es diferente a la de otro donde la Luna esta un poco mas lejos y presenta solo el anillo. En estas ocasiones los observadores en el comienzo del trazo del eclipse lo ven total y los que están al final ven el anular.
Ninguna fase (excepto totalidad) es seguro verlo sin protección solar. Incluso las fases parciales son extremadamente brillantes como para causar daño a nuestros ojos. Así que ¡Mucho Ojo!

Uno de los fenómenos que se pueden apreciar a simple vista son los eclipses lunares. No necesitamos de equipo astronómico para disfrutar de estos eventos, solo nuestros ojos. Igualmente las lluvias de meteoros. Unicamente tirarnos en el piso o silla de playa y relajarnos tratando de cazar la luz efímera de estos cuerpos celestes.

Secuencia de eclipse lunar por Ing. Alberto Levy

Eclipse Lunar

En este caso los que se atraviesan en el rayo solar somos nosotros y proyectamos sombra sobre la Luna. Para este tipo de eclipse no se necesita  ningún tipo de protección –excepto del frio cuando es en la madrugada- pues la luz de la Luna no es tan brillante como la del Sol y cuando se eclipsa pues menos. Tampoco necesitamos de telescopios (a menos de que lo queramos). Este espectáculo se presenta también en dos formas. Parcial y Total.  En el Parcial, como el solar, solo una sección de la Luna se ve cubierta por la sombra de la Tierra y su tonalidad es negra. En eclipse total, la fase parcial es negra pero al llegar a totalidad cambia a naranja-rojo-cobrizo. Y la razón de esto es que, si lo viéramos desde la Luna, nuestro planeta presentaría un borde rojo que es la representación de todos los atardeceres y amaneceres en el planeta al mismo tiempo. Y si Usted se ha dado cuenta, los atardeceres presentan esa tonalidad.  Ahora como la atmósfera de la Tierra hace las veces de lente, refracta (dobla) los rayos solares que la cruzan y son proyectados en la Luna haciendo las veces de un foco rojo iluminando nuestro satélite.  

Destellos Iridium  (Iridium Flares) y la Estación Espacial

En el cielo podemos observar diferentes eventos transitorios como los son lluvias de estrellas, bólidos, eclipses.  Pero los mas transitorios son los destellos de los satélites que orbítan nuestro planeta, Aunque los destellos se producen por diferentes satélites , los de los Iridium son mas famosos. Iridium es un sistema (constelación) de satélites de comunicación para telefonía satelital. Este sistema cuenta con 66 satélites (mas repuestos) en órbita. Originalmente el numero de naves seria 77 que es el numero del elemento Iridium en la tabla periódica, pero encontraron que con 66 era suficiente y así se quedo. Ahora, cuando la geometría es correcta en nuestro punto geográfico podremos ver cuando uno de estos satélites refleja la luz del Sol con una de sus antenas o panel solar. Todos estos destellos están perfectamente calculados y los podemos ver desde cualquier lugar siempre y cuando este despejado. Para poder saber cuando se puede ver uno o mas destellos en nuestra localidad, podemos ir a la pagina de  Calsky  y tiene la opción de registrarse para que le avisen por e-mail o solo consultar en sitio si va a verse algo en ese día. En la misma pagina podemos consultar si la Estación Espacial Internacional (ISS) pasara por sobre nuestras cabezas y con que trayectoria. Para observar estos eventos no necesitamos de equipo óptico solo de nuestro reloj y conocimientos del cielo para saber en que constelación se presentara el destello. El brillo de estos varia en magnitud, pues todo depende de lo ancho del haz de luz que proyectara el objeto y nuestra posición dentro de este. Algunos destellos son mas brillantes que Venus y otros no tanto. En la información del evento nos especifica la magnitud y la posición en el cielo del satélite y la hora exacta en que se producirá.  Hay días en que se ven varios otros no tantos y otros ninguno. De cualquier manera, saber que va a pasar en una región del cielo le confiere a uno una sensación de poder con la que puede apantallar a los no iniciados.

La Luna en 1er cuarto, por Alex Gastelum

La Luna, siempre igual y siempre cambiante. Este es un objeto que todos los observadores pueden aprovechar. A simple vista, nos damos cuenta del cambio de una noche (o día) al siguiente, en su apariencia física como en su movimiento entre las estrellas, así también, podemos identificar detalle en su superficie como cráteres y mares.

Existen muchos tipos de planisferios, unos más grandes que otros, de colores, con mas información, etc. Puede usar el que mas le guste o esté mas a su alcance económico. Lo único importante es que el que escoja sea para el área en que Ud. lo va a utilizar. En nuestro caso -en Baja California- sería uno que comprenda los 30-40 grados de latitud.

La observación a simple vista, para principiantes, es ideal para conocer el cielo y ubicar posteriormente objetos de cielo profundo con más facilidad. Para esto la mejor manera de familiarizarse con la bóveda celeste es la utilización de un planisferio.