telescopio

El telescopio es nuestra herramienta por excelencia en el campo astronómico y con el podemos descubrir objetos lejanos y tenues como nebulosas, galaxias, cúmulos estelares y galácticos, estrellas dobles, triples,cuádruples, etc. y por supuesto la Luna que nos presenta parajes desérticos de singular belleza. Apunte su telescopio a los enormes cráteres y montañas y redescubra detalles que no había visto en mucho tiempo o con diferente iluminación. Ahora que los planetas brillantes, Marte Saturno y Júpiter están en cielo nocturno, la Luna es un objeto que noche con noche nos muestra detalles para mantenernos pegados al ocular por largos periodos de tiempo.

Cuando  no tenemos planetas que observar en la noche y tenemos mucho frio para estar observándolos a inhumanas horas de la madrugada, y los objetos de cielo profundo se esconden detrás de la contaminación lumínica de la ciudad (a menos que tengamos la fortuna de estar fuera de ella), podemos orientar nuestros telescopios hacia las estrellas. Pero, cuando nos damos cuenta que una estrella se ve igual al telescopio que sin él, nos preguntamos “¿para que compre este aparato? Las estrellas por si solas no presentan gran reto en nuestra afición, pues, como dicen de otros objetos, “ya que viste una, ya viste todas”. Sin embargo  las estrellas presentan sutiles diferencias entre ellas.  Por ejemplo: unas brillan mas que otras, o su color es diferentes a las demás, o, más interesante,  su brillo varia con el tiempo.  Aun así, las opciones no son muchas.  Una categoría que a muchos astrónomos nos atrae, es la de las estrellas dobles ( o triples, o cuádruples!). Estas se diferencian en que cuando vemos  en el cielo lo que al parecer es una estrella, al telescopio descubrimos que son dos o mas estrellas.  Existen en el cielo mas estrellas dobles de lo que aparenta.  Estas se dividen en dobles (o binarias) verdaderas  y dobles visuales.  Las verdaderas son aquellas que están físicamente compartiendo un mismo centro de gravedad sobre el cual giran. Estas pueden ser de igual tamaño o, una más pequeña que la otra, o una de un color y la otra de otro.  Las visuales son aquellas que parecen estar juntas pero en realidad solo están en nuestra línea visual y una de ellas esta mas cercana a nosotros que la otra.  El truco es encontrarlas, pues la mayoría se encuentran muy alejadas y a veces necesitamos de bastantes aumentos para poder resolver los dos componentes estelares.  Si nunca ha visto Ud. una estrella doble y quiere saber de qué se trata esta rama oscura de la astronomía, trate de encontrar esta selección que aquí le presentamos.

El Triangulo de Verano
La estrella doble Albireo

Para empezar, aprovechando  que aun es posible verla, ya que obscurece mas temprano, la constelación del Cisne. Tratemos de encontrar al más bonito par de estrellas que reina en el centro del triangulo de verano (aunque ya es invierno) que ya se va  clavando en el horizonte del oeste cada vez mas temprano.  Albireo (beta Cigni).  El triangulo de verano está formado por las estrellas principales de tres constelaciones: Vega (en Lira), Altair (en Aguila), y Deneb (en el Cisne)  y es en este en el que debemos de buscar.  Cignus, como se conoce esta constelación, tiene la forma de una gran cruz (de hecho también se conoce como la cruz del norte) y la base de esa cruz (que en un cisne seria la cabeza), se encuentra este esplendoroso par.  Y para facilitar la comprobación de que lo encontró, los colores de las estrellas serán:  una dorada y la otra azul, además de estar bastante separadas 34.7 segundos de arco (arcsecs).

Fácil ¿verdad?  Aprovechando la zona del triangulo, busquemos ahora otro objeto famoso que se encuentra en Lira.  Este objeto es usado comúnmente para probar la calidad de nuestros telescopios y oculares, y es el apropiadamente conocido como la “doble-doble” (épsilon Lirae).  Este par, del cual cada elemento es a su vez una estrella doble tiene una separación de 208 arcsecs y cada uno de estos a su vez tiene una separación de 2.9 y 2.3 arcsecs respectivamente.  Para encontrarlo, forme un triangulo entre alfa Lirae (Vega) y  zeta Lirae que está debajo de Vega y el tercer punto será este objeto.

El famoso Doble-Doble en Lyra
Cassiopeia y sus tesoros

Volteando ahora al norte, tenemos una constelación que semeja un 3, o una M, o una W, depende de en qué posición se encuentre cuando la observemos. Se trata de Casiopea.  En esta encontramos un singular par denominado Eta Casiopea (η Cass), con una separación de 13 arcsecs y colores amarillo y amarillo obscuro.  Para encontrarlo, contando de izquierda a derecha, entre la 2ª y 3ª estrellas a un tercio de la distancia entre estas encontrara a su presa. En esta ubicacion se encuentra el par de colores amarillo y azuloso.